L-V 10:00 a 13:30 y 16:00 a 20:30

Hay muchas personas que tienen las “orejas aladas” o también llamadas “orejas de soplillo”, lo cual les provoca un gran malestar al verse en el espejo o en fotografías.

Este problema estético puede solucionarse mediante una otoplastia (cirugía de las orejas aladas), pero hay pacientes que no desean pasar por quirófano para este procedimiento.

En Clínica Tebon tenemos un novedoso procedimiento para la realización de una otoplastia sin cirugía en Málaga. Se trata de un pequeño implante (Earfold) que se coloca bajo la piel auricular con anestesia local, y consigue la reparación de las orejas aladas sin necesidad de pasar por quirófano.

Nuestros cirujanos están formados en el tratamiento de las orejas prominentes mediante implantación de Earfold, con anestesia local y sin necesidad de quirófano. Además, tiene la ventaja de una recuperación precoz, sin necesidad de postoperatorios engorrosos y sin vendajes.

Antes de la implantación de EARFOLD

No es necesario la realización de preoperatorio, ni de estar en ayunas. El procedimiento puede durar unos 30-40 minutos (dependiendo del caso) y se realiza en consulta.

Podrás ver los resultados del implante antes de ponértelo gracias al “Prefold”, que es un implante externo que te podemos probar antes de ponerte el implante definitivo, donde puedes ver con bastante exactitud cuál será el resultado estético que conseguiremos con la otoplastia sin cirugía.

Después de la implantación

No son necesarios ni vendajes ni felpas. Podrás recuperar tu trabajo habitual al día siguiente. Sólo tendrás una pequeña incisión de 1-2 cm con un par de puntos de sutura, a través de la cual insertamos el Earfold.

 

Preguntas Frecuentes

Sólo necesitamos ponerte un poco de anestesia local para el procedimiento. Puede ser algo molesto los primeros días, pero se calmará con la medicación sin problemas. Posteriormente ya no tendrás molestias.

No es necesario ningún vendaje ni felpa.

 

Si en tu trabajo no tienes que realizar actividad física intensa, puedes reincorporarte al día siguiente sin problemas.

 

A la mayor parte de las personas no, pero si tienes la piel auricular muy fina, puede que se te note un pequeño relieve en la zona, o que te lo puedas notar al tocarte.

 

A veces ocurre un pequeño hematoma en la zona de inserción, pero que se suele resolver sin problema en unos días.