L-V 10:00 a 13:30 y 16:00 a 20:30

Ginecomastia es el desarrollo de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. Este problema es bastante frecuente. Algunos estudios estiman que la ginecomastia puede afectar hasta a un 40-60 % de los hombres. Y puede ser sólo en un lado o en los dos. Algunas enfermedades y también el uso de ciertos medicamentos o drogas puede ser desencadenante del sobredesarrollo de la mama, aunque en la mayoría de los casos no hay causa conocida. Para hombres que se preocupan por su apariencia, la reducción de la mama puede ser útil. En resumen el procedimiento que llevamos a cabo en nuestra Clínica de Cirugía Estética en Málaga quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también quita piel que sobra, dando lugar a un tórax firme, plano, y bien contorneado.

Antes de la cirugía

En la primera consulta haremos una historia clínica completa, se examinarán sus mamas y buscaremos las posibles causas de la ginecomastia, como por ejemplo el uso de medicación que contenga estrógenos, o uso de esteroides anabolizantes. En algunos casos puede ser necesario realizar una ecografía, para ver la composición de la mama, comprobar cuanta grasa y cuanto tejido glandular tiene la mama para orientar hacia una cirugía adecuada.

Durante la cirugía

La intervención quirúrgica para corregir la ginecomastia se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Es necesario el ingreso de al menos 24 horas. El paciente permanece dormido durante la cirugía que se realiza bajo anestesia general.

La cirugía suele durar 2 horas aproximadamente aunque depende de la técnica quirúrgica empleada. Las incisiones pueden variar dependiendo de la cantidad de tejido que sea necesario extirpar o si hay que incluir también reducción de piel, pero habitualmente la incisión será en la areola. En algunos casos en los que la mama esté compuesta por mayoría de grasa puede ser suficiente con una liposucción.

En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus vasos sanguíneos y a su nervios, manteniendo una sensibilidad prácticamente normal, pero en casos de grandes reducciones es necesario separar completamente la areola y ubicarla en otro sitio, perdiendo la sensibilidad. Tras la cirugía se ponen unos drenajes y un vendaje alrededor del tórax.

Después de la cirugía

Tanto si la intervención ha sido con liposucción o con bisturí, es posible sentir algunas molestias varios días, pero estas pueden ser controladas con la medicación que le indicarán los doctores. Estará hinchado algún tiempo, para ayudar a reducir la inflamación se le indicará una faja que tendrá que llevar puesta un mes aproximadamente.

Es importante que vuelva a la normalidad cuanto antes. Debe recuperarse progresivamente y volver a su actividad habitual cuando se encuentre bien, que podría ser en unos días tras la cirugía. Las suturas se retirarán una o dos semanas tras la cirugía.

Preguntas Frecuentes

La cirugía que corrige la ginecomastia puede realizarse en varones sanos, emocionalmente estables, y a cualquier edad. Aunque el mejor resultado se obtiene cuando la piel se adapta al nuevo contorno corporal, porque es firme y elástica.
Se desaconseja la cirugía en hombres obesos o con sobrepeso que primero no hayan intentado la pérdida de peso con ejercicio. Tampoco son buenos candidatos, personas que consuman alcohol en exceso o fumen derivados del hachís, estas drogas junto con los esteroides anabolizantes pueden originar la ginecomastia. Por lo tanto, a estos pacientes se les aconseja cambiar sus hábitos para ver si mejoran antes de la cirugía.

Cuando la cirugía de reducción mamaria es llevada a cabo por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son infrecuentes y menores. Como en cualquier cirugía, siempre hay ciertos riesgos. Estos incluyen como más frecuentes: infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, y aparición de seromas. El procedimiento puede provocar cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama, o mamas y pezones ligeramente asimétricos.

Los efectos secundarios temporales de la reducción mamaria en el varón incluyen disminución de la sensibilidad cutánea en la mama, que puede tardar hasta un año en recuperarse.

Le aconsejaremos que limite su actividad física al principio, evitando ejercicios pesados durante un mes. En general, a las 6 semanas ya podrá realizar un ejercicio físico normal.

Debe evitar la exposición de la cicatrices al sol al menos durante un año. La luz del sol puede provocar cambios permanentes en la pigmentación de la piel, provocando cicatrices más oscuras. Si aún así va a exponerse, use protección solar total.