L-V 10:00 a 13:30 y 16:00 a 20:30

La otoplastia es la intervención mediante la cual se reposicionan las orejas prominentes o “en soplillo” a una localización más pegadas a la cabeza, o para disminuir el tamaño de las orejas grandes. La otoplastia se puede realizar a partir de los 4 años, cuando las orejas ya están completamente formadas.

Antes de la cirugía

En la primera consulta, el cirujano plástico hará una evaluación del problema y explicará la técnica más adecuada en cada caso. Además de la otoplastia el también se pueden reparar los lóbulos rasgados o alargados.

La cirugía

La otoplastia se realiza en el quirófano de una clínica u hospital. Se puede hacer con anestesia general, con el paciente dormido entero, o con sedación y anestesia local, con el paciente despierto durante la cirugía pero relajado. La cirugía dura unas 2 o 3 horas. Habitualmente se realiza una pequeña incisión por la parte de atrás de la oreja donde se expone el cartílago y se dobla con unos puntos internos, y se retira una pequeña poción de piel. Después de coloca un vendaje alrededor de las orejas.

Tras la cirugía

A las pocas horas de la cirugía se encuentran bien la mayoría de los pacientes, aunque si se ha realizado con anestesia general tendrá permanecer una noche ingresado. Los primeros días las mayores molestias son por el vendaje colocado alrededor. En unos días se cambia el vendaje por uno más ligero o una felpa que tendrá que llevar durante unas semanas.

Preguntas Frecuentes

Normalmente a las semana los pacientes ya están listos para volver a su vida normal. Tendrán que llevar una felpa unas semanas. Durante el primer mes no se pueden realizar actividades donde se puedan doblar las orejas.

Las cicatrices quedan en la zona posterior de la oreja, una zona que no está a la vista, por lo que las cicatrices se disimulan muy bien.